sábado, 22 de noviembre de 2008

INTERREGNO (II)

He estado últimamente bastante atareada cumpliendo con los compromisos contraídos con los buenos amigos de Shangri-La, por lo que he descuidado un tanto este lugar. Acabo de iniciar además la lectura de la inmensa Lincoln del Sr. Vidal -y me refiero a Gore Vidal, por supuesto; no vaya a haber confusiones-, así que es probable que aún tarde un tiempo en volver a publicar algo por aquí.

Entretanto y para que no nos olviden, les dejo con una magnífica cita extraída de la agradable Adiós, hasta mañana de William Maxwell (Libros del Asteroide), que ilustra a la perfección lo que en las últimas semanas hemos defendido por aquí acerca de la tara fundamental del género autobiográfico:

“Lo que solemos (o al menos yo) calificar tranquilamente de recuerdo -en referencia a un momento, escena o hecho sometido a un proceso de fijación que lo rescata del olvido- resulta ser una forma de narración que sucede continuamente en nuestra cabeza y que cambia frecuentemente al divulgarse. Nuestros sentimientos encontrados son tantos que la vida nunca nos resulta del todo aceptable, y tal vez corresponde al narrador reordenar las cosas de modo que se ajusten a tal fin. Lo cierto es que, al hablar del pasado, mentimos a cada paso.”

Adiós, hasta mañana, William Maxwell

Aprovechando, por último, que el Pisuerga pasa por Valladolid, no quiero terminar sin felicitar a las editoriales que integran el grupo Contexto (Libros del Asteroide, Barataria, Global Rythm, Impedimenta, Nórdica, Periférica y Sexto Piso), en tanto que flamantes y muy dignas ganadoras del Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural otorgado por el Ministerio de Cultura.

Enhorabuena.


5 comentarios:

Lentitud dijo...

Que forma tan sencilla de decirlo. Deliciosa cita. Gracias por dejárnosla.
Un abrazo, Ceci.

Olvido dijo...

Cada vez más, me gusta cuando leo algo sincero (o que a mí me lo parece) como esta cita de Maxwell. Gracias a Libros del Asteroide últimamente he leído de él ‘Vinieron como golondrinas’ y de Wallace Stegner ‘En lugar seguro’ son dos libros a los que les ocurre eso precisamente que son sinceros, de verdad, no ves el artificio, me parecen auténticos. Un placer ¡vaya!
Un beso Ceci

Angéline dijo...

Y cómo olvidarse de venir, CEci, siempre poniendo un punto brillante sobre la i. Cariños desde la nieve.

r3191 dijo...

La cita me hace pensar que si cada segundo que vivimos pasa al siguiente segundo a ser un recuerdo, nuestra vida es reinterpretada constantemente.

CEci dijo...

Como siempre, gracias a todos por vuestras fieles visitas y amables comentarios. La cita de Maxwell es de verdad certera.
Un fuerte abrazo para todos