domingo, 8 de junio de 2008

OUR GANG (PHILIP ROTH) O LA IRREVERENCIA DE LOS GRANDES

Mr. Fascinated: Mr. President, I am fascinated by the technological aspect. Can you give us just an inkling of how exactly the unborn will go about casting their ballots? I’am particularly fascinated by these embryos on the placenta, who haven’t even developed nervous systems yet, let alone limbs such as we use in an ordinary voting machine.

Tricky: Well, first off, let me remind you that nothing in our Constitution denies a man the right to vote just because he is physically handicapped. That isn’t the kind of country we have here. We have many wonderful handicapped people in this country, but of course, they’re not “news” the way the demonstrators are.

Our Gang

Philip Roth

Dos son las cualidades que hacen grandes a los más grandes literatos que en el mundo están o han sido: 1) una aguda perspicacia para la percepción y definición del entorno que nos rodea, para hacer obvio lo que a los demás nos pasa inadvertido hasta que lo descubrimos en sus páginas con el placer de la anagnórisis, del reconocimiento, en suma –y cómo no-, de la identificación; 2) el desafío-a y la ruptura-con las convenciones más firmemente asentadas, que los simples lectores mortales tendemos a dar por buenas sin ni siquiera cuestionar su validez.

Mucho de lo primero hay en la Eneida de Virgilio, en Tácito, en El Lazarillo de Tormes, en El Conde de Montecristo de Dumas, en El árbol de la ciencia de Baroja, en la mágica montaña de Thomas Mann, los Glass y el Holden Caulfield de Salinger, el Frank Bascombe de Richard Ford, por ejemplo. Por otro tanto de lo segundo brillan las tragedias de Sófocles, las comedias de Aristófanes, el universal Quijote, Moby Dick de Melville, y muchos otros... entre los que se cuenta, por supuesto, el padre del irredento Zuckermann, Philip Roth, genial y, ante todo, irreverente.

Roth no se detiene ni censura su pluma ante pilares como la religión, la familia, la escritura... o el béisbol, como bien demuestran obras como Operación Shylock, La contravida, Sale el espectro, o –según tengo entendido- The Great American Novel. No iba a ser diferente con la política. La víctima protagonista de Our Gang es Trick E. Dixon, “Tricky”, -aka Richard Nixon caricaturizado ad absurdum-, cuáquero hasta decir basta, fanático del fútbol americano, abogado ¿de formación? y, ante todo, defensor a ultranza de la santidad de la vida humana. De la que aún se halla en formación en los vientres de las madres wasp, claro está, pues para el grotesco protagonista no gozan del mismo predicamento las vidas perdidas en My Lai, o las de los boy scouts que se manifiestan en Washington y se enfrentan a los cuerpos de élite americanos armados –los scouts, claro está- con peligrosísimas navajas multiusos, o las de los habitantes de Copenhague, borrada del mapa gracias a una bomba nuclear que buscaba curar a los daneses de su gusto por la pornografía (pues, como dijo Shakespeare, Something is rotten in the State of Denmark...). A lo largo de esta despiadada, ácida, corrosiva, y, sobre todo al principio, divertidísima sátira, son muchas las situaciones delirantes y ocasionalmente un tanto burdas que se yuxtaponen, inspiradas todas ellas, eso sí, por el discurso que el verdadero Nixon pronunció contra el aborto y en favor de los derechos de los aún-no-nacidos el 3 de abril de 1971.

Con todo, no es “Tricky” Dixon la única víctima del irreverente Roth, que tiene también buenos golpes que dedicar a John F. y Bobby “Charisma” –aka Kennedy, por supuesto-, a “Lying” B. Johnson, a la prensa escrita, a locutores televisivos y tertulianos varios y sus abusos lingüísticos y manipuladores. A todo el que se le ponga por delante, vaya. Al fin y al cabo, no es propio de los grandes dejar el trabajo a medio hacer.


3 comentarios:

alberto dijo...

Hola Ceci!Que tal estas?
Todavía no he leido nada de Roth y casualmente ayer , en la feria de libro , compré Sale es espectro. No se si será el mejor libro para empezar con él. Me sugieres que empiece con otro?Ahora estoy leyendo Sábado de McEwan y estoy disfrutando mucho. Me recuerda aquello que dices tu del placer de la identificación con lo leido.
Espero que estés bien. Un abrazo fuerte.

Recaredo Veredas dijo...

Hola Ceci. No me extraña el vigor crítico de Roth. Lo leeré en breve. Veremos si llega hasta el final o se queda en simples críticas superficiales. Gracias por la sugerencia. Saludos.

CEci dijo...

Hola, Alberto. Muy buena compra, sí señor. Quizá disfrutaras y aprovecharas más su lectura si leyeras primero "La visita al maestro", publicada conjuntamente bajo el título de "Zuckerman encadenado" por Seix Barral junto con otras novelas sobre Zuckerman. "Sale el espectro" recupera personajes y tramas de "La visita al maestro". A mí "Sábado" no me parece de lo mejor de McEwan, aunque me gustó, por supuesto. Ya me contarás. Un fuerte abrazo
Hola Recaredo. Lo cierto es que, como digo, "Our Gang" es un tanto burda por momentos. Es una parodia, una sátira extrema, pero muy divertida. Es muy interesante la reseña que en su día -años ha- publicó el New York Times. Por cierto, te debo unas cuantas visitas en "La línea recta". He visto que has colgado unos cuantos textos, pero ando de cabeza últimamente. La próxima semana prometo ponerme al día. Saludos